Visa for Music, la vitrina de los músicos africanos, sobrevive a duras penas a la COVID-19


Visa for Music es una de las principales vitrinas para los músicos Africanos de cara a obtener contratos u organizar giras en el continente europeo. Se celebra todos los años en Rabat, la capital de Marruecos, aunque en esta edición, debido a la pandemia, cuenta con menos participantes.

“Hemos invitado a artistas seleccionados por un jurado en un estudio”, explica el director y fundador del certamen, Brahim el Mezned. “Por desgracia, no hemos podido acoger a artistas extranjeros, ya que muchas fronteras están cerradas. Nos hemos ceñido a los artistas marroquíes o residentes en Marruecos, y se les ha alojado, dado de comer y pagado dietas… Y hemos producido para ellos los vídeos que vamos a presentar durante el festival”, añade.

Músicos con quilates de talento, pero que lo tienen más difícil que nunca para conquistar el mercado europeo:

“En Europa se hacen muchos festivales, sobre todo durante el verano, y temo que estos artistas, en su mayoría, desaparezcan de los “radares” de las giras internacionales. Esta claro que esta crisis va a causar muchas víctimas, por desgracia, y, sobre todo, muchos proyectos artísticos van a desaparecer. No hay duda”, sentencia.

“Espero que en 2021 la COVID-19 sea sólo un mal recuerdo, y que los organizadores inviten de nuevo a artistas, entre ellos de Oriente Medio y de África, porque ellos y sus familias dependen mucho de esas giras internacionales”, afirma el director de _Visa for Music. _

Puede seguir en línea el Festival Visa For Music a través de Facebook, Instagram y Zoom hasta este sábado 21 de noviembre.