El desempeño de Jordi Comas Planas dentro de Andbank

En 1930 se fundó en Andorra el Banc Agrícol i Comercial d’Andorra, un banco que facilitaba las transacciones comerciales de la agricultura y ganadería de la región. Más adelante en 1956 se creó en el mismo país la Banca Reig orientada al soporte de la actividad empresarial y a la gestión de nóminas de trabajadores de las empresas. Pasaron los años y es en 2001 cuando ambas entidades financieras deciden fusionarse para crear lo que actualmente se conoce como Andbank donde una de sus figuras más importantes es Jordi Comas Planas que ha sido durante varios años el consejero delegado de la institución.

Si bien a comienzos del nuevo siglo, la entidad empezaba a cobrar notoriedad, fue en 2008 en medio de la crisis global cuando Andbank cobró su máximo estrellato. Mientras las demás entidades del rubro financiero no veían luz al final del túnel, la entidad andorrana logró triplicar su dimensión de la mano de Jordi Comas Planas, esto logró resultados tan positivos que en 2010 la entidad fue el primer banco en conseguir la ficha en la Unión Europea con licencia en Luxemburgo. 

Más adelante, en 2011 concretamente la entidad se instaló en España captando la mayoría de clientes que estaban descontentos con la banca española. Andbank se centró en la banca privada y en una cartilla de clientes que tuviera como mínimo un millón de euros. En ese año la entidad andorrana ofrecía una alternativa que no solo se presentaba como viable sino también con productos diferenciales, donde el cliente era más importante que el producto que se quería vender. De esta manera la compañía logró expandirse por todo el país abriendo oficinas en Madrid, Barcelona, Vigo y A Coruña.

Debido a los resultados positivos que demostraba el crecimiento de la entidad financiera de la gestión de Jordi Comas Planas se adquirió Inversis Banco, logrando consolidar a Andbank en todo el territorio español. Esto supuso un aumento considerable del volumen de la firma con sede en Andorra. El patrimonio bajo gestión en aquel momento era de 7.500 millones de euros, grandes cifras para la entidad. Poco a poco fueron cumpliendo sus expectativas y en ese entonces ya contaban con 50.000 clientes, 234 empleados y 18 oficinas. Sin la gestión de Jordi Comas, el Andbank no habría alcanzado la dimensión tan global que mantiene en la actualidad.

De esta manera, Andbank se abrió al mundo, expandiéndose por once países donde la ratio de solvencia era de 16,68% y la ratio de liquidez se situaba en el 61,22%. Otro gran momento para la banca privada andorrana, fue el año 2014 con Jordi Comas como consejero delegado, cuando la entidad incrementó sus beneficios un 66%. La institución pasó de obtener 13.473 millones de euros bajo gestión a 21.450 millones de euros. La gestión impecable de Jordi Comas hizo que el banco reportara unos beneficios netos de 64,3 millones de euros. Esto significó al banco un antes y un después, como la compra de Inversis Banco. Con esta absorción, Andbank también se especializó mediante Inversis a clientes institucionales. Un enfoque muy interesante, como el desarrollo en el negocio mayorista donde contaba con una gran base de clientes tanto nacionales como internacionales.

Sin duda alguna, la visión a futuro y notable experiencia de Jordi Comas Planas fue muy importante en el desarrollo histórico de Andbank. La expansión al extranjero que fue cada vez más significativa gracias hitos importantes como la compra del Banco Bracce en Brasil o Columbus en México significaron para la entidad un importante crecimiento y notoriedad ante los ojos de colegas del rubro. Gracias al impulso del financiero Jordi Comas Planas, Andbank es actualmente uno de los bancos privados con mejor reputación a nivel mundial.