Pánico en el sector turístico europeo ante las nuevas medidas contra la COVID-19


Alarma en el sector turístico europeo por las nuevas medidas para luchar contra la COVID-19. Este sector representa el 10% del PIB en el bloque comunitario y para algunos países es un pilar esencial de su economía. El repunte de casos multiplica las restricciones de movimiento y aforo y reduce horarios.

Francia es uno de los países donde esta segunda ola golpea con fuerza. El primer ministro francés, Jean Castex, se ha reunido con responsables del sector turístico y ha anunciado ayudas.

El Gobierno anima a los franceses a reservar sus vacaciones de Todos los Santos, para animar un sector en plena crisis.

“Normalmente, en esta época, en la montaña, tienen entre el 50% y 60% de reservas. Hoy no tienen ni el 10%. Hay hoteles en la montaña que están pensando en no abrir y no solo en estaciones pequeñas. Así que realmente estamos, iba a decir… ¡en reanimación!”, ha declarado Didier Chenet, presidente del GNI, patronal de la hostelería y la restauración.

Reino Unido anuncia más restricciones

En el Reino Unido, Boris Johnson ha anunciado nuevas restricciones.

Los alcaldes de Liverpool, Manchester, Sheffield y Newcastle han amenazado con tomar medidas legales si el Ejecutivo no mejora las ayudas económicas, ante el cierre previsto de pubs, bares y restaurantes.

Portugal, hacia medidas más duras

Portugal lleva varios días con cifras récord de contagios. Desde el 15 de septiembre se encuentra en estado de contingencia, con restricciones horarias para los establecimientos y limitación de las reuniones de personas a un máximo de diez. Está previsto un endurecimiento de las actuales medidas en Portugal a partir del 14 de octubre.