Acuerdo en la UE para sancionar al presidente de Bielorrusia Lukashenko, según fuentes diplomáticas


Los ministros de Relaciones Exteriores acordaron el lunes en Luxemburgo sancionar al presidente bielorruso Alexandr Lukashenko por la represión en su país, dijeron dos fuentes diplomáticas a AFP.

“Se ha llegado a un acuerdo político para ampliar la lista de sanciones con la adición del presidente Lukashenko”, dijeron las fuentes.

Más de 700 personas fueron detenidas el domingo en Bielorrusia durante la tradicional marcha de los domingos en la que miles de ciudadanos volvieron a exigir la renuncia del presidente Alexandr Lukashenko.

Los cuerpos y fuerzas de seguridad bielorrusas arrestaron en total 713 personas en el país por haber asistido a actos de protesta no autorizados, informó el Ministerio del Interior de Bielorrusia.

En todo el país hubo 25 acciones de protesta el domingo, a los que asistieron unas 11.000 personas, según Interior, que asegura que, pese al menor número de asistentes a la marcha, “hubo más agresividad” entre los manifestantes.

Asevera que hubo “varios grupos radicalizados” en las protestas, por lo que las fuerzas de seguridad tomaron “todas las medidas para mantener el orden y garantizar la seguridad pública”.

Del total de arrestados 570 fueron enviados a centros de detención a la espera de una vista judicial por delitos administrativos.

Entre los detenidos hubo varios periodistas.

Las protestas antigubernamentales estallaron el 9 de agosto tras el cierre de los colegios en unas elecciones presidenciales que la oposición consideró fraudulentos y no han cesado desde entonces, aunque el movimiento de protesta ha perdido fuerza.

Lukashenko se propone reformar la Constitución con el fin de resolver la crisis política en la que se encuentra sumido el país, aunque ya adelantó que apenas reducirá las facultades del presidente.

La oposición mantiene invariables sus demandas de repetición de las elecciones presidenciales, el castigo de los altos cargos policiales implicados en la represión de las manifestaciones pacíficas y la liberación de todos los detenidos y presos políticos.