Campaña para ensalzar “la huella española en América” contra ataques a estatuas como la de Fray Junípero


Más de 6.000 personas han apoyado el manifiesto lanzado por ‘España en la Historia’, una iniciativa de la asociación católica Enraizados, con motivo del Día de la Hispanidad, que se celebra el 12 de octubre, para «apoyar la huella española en América» frente a los ataques que han sufrido este año algunas estatuas como las del franciscano mallorquín Fray Junípero Serra, que recorrió California colonizándola.

Entre los firmantes se encuentran: el arzobispo emérito de Cuzco, Juan Antonio Ugarte; el senador del Partido Popular Javier Puente; historiadores como Antonio Cañellas Mas (Centro de estudios CIDESOC), María Saavedra (Universidad San Pablo CEU) y Stella González (exdirectora de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia de México); y catedráticos como Nuria Chinchilla (IESE Business School) o Pascuala Morote Magán (Universidad de Valencia).

Por su parte, la Orden Franciscana Secular de España también ha apoyado el escrito, así como ciudadanos de 21 países iberoamericanos y de otros 17 países del mundo. En total, el manifiesto suma 6.000 adhesiones.

«Desde ‘España en la Historia’ queremos denunciar, en el día de la Hispanidad, todas las acciones, manifestaciones y agresiones que en la línea iniciada con la falsificación de la historia y la Leyenda Negra, se están llevando a cabo contra todo lo que representó y representa la ingente labor realizada por los héroes españoles que civilizaron el Nuevo Mundo», ha explicado el portavoz de la iniciativa, Jaume Oliver.

Entre estos «héroes», según ha precisado Oliver, se encontraban «los misioneros cuya misión no sólo fue evangelizar, sino instruir, formar, enseñar y robustecer el modo de vida de los indígenas».

«La preocupación por su bienestar condujo a que los reyes de España, concretamente la Reina Isabel I de Castilla, fueran los grandes impulsores de los derechos humanos, que contemplaban entre otros la condena explícita de la esclavitud», añade Oliver.

Vandalismo

La estatua de Fray Junípero Serra en Petra (Mallorca), su localidad natal, amaneció el 24 de junio con la cabeza cubierta por una bolsa. La cruz que sostenía en su mano izquierda fue sustituida por una botella. Este hecho se producía días después de que Sonia Vivas, concejal de Justicia Social, Feminismo y LGTBI en el Consistorio de Palma de Mallorca, pidiera retirar la estatua que hay de este santo en la capital balear.

Fray Junípero Serra es un santo de origen mallorquín, beatificado por Juan Pablo II en 1988 y canonizado por el papa Francisco en 2015 en Washington DC. Este fraile franciscano español fue doctor en filosofía y teología y tras viajar a América fundó nueve misiones en la Alta California y presidió otras quince. Estas misiones sirvieron para facilitar la integración de los nativos en la sociedad moderna. Es el segundo santo nacido en Baleares y lo es por proteger a los indios de la explotación, un colectivo que le tenían en gran estima.

A pesar de eso, la concejal podemita Sonia Vivas pidió en las redes sociales «tirar pacíficamente» el monumento en su honor en Palma de Mallorca afirmando que «Fray Junípero Serra destrozó la cultura indígena y pasó por encima de sus derechos». «Yo no creo que aporte nada esa estatua ahí, creo que todo lo contrario, porque al lado tiene un niño indígena, semi desnudo. Es una estatua que nos recuerda el daño y el dolor que provocamos en América y, sobre todo, la ruptura desde el punto de vista antropológico al impactar en América», afirmó la también miembro del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos.