Traducen íntegramente al español por primera vez la obra censurada por la Inquisición ‘Coloquios’


La obra ‘Coloquios’, de Erasmo de Rotterdam, prohibida por la Inquisición en el siglo XVI por su crítica a la sociedad y a determinadas prácticas religiosas, ha sido traducida íntegramente al español por primera vez bajo la coordinación del Área de Filología Latina de la Universidad de Córdoba (UCO) y el profesor Julián Solana, investigador principal del proyecto Bibliotheca Erasmiana Hispánica.

Solana describe la obra, que por primera vez ha sido traducida por completo al español gracias a Bibliotheca Erasmiana Hispanica, como «ácida y desvergonzada». Bibliotheca Erasmiana Hispanica es un proyecto de investigación que busca contribuir al mejor conocimiento de la obra del humanista y de la lectura que se hacía de ella en España en el siglo XVI y que concluye con la publicación de la traducción de esta obra, según informa la UCO en una nota.

‘Coloquios’ fue perseguida por la Inquisición por poner en tela de juicio muchas prácticas sociales y creencias religiosas profundamente arraigadas en la época, como las peregrinaciones o la prohibición de comer carne en Cuaresma. También se caracteriza, entre otras cosas, por su crítica a las miserias de la guerra y a los matrimonios de conveniencia y su reprobación hacia el culto a la apariencia y al engaño como forma de vida. Entre sus diálogos también se describen escenas de la vida cotidiana y se debate sobre distintos temas religiosos o literarios.

«Esa forma de señalar con el dedo la realidad contemporánea despertó a la vez mucha admiración y mucho rechazo», ha explicado Julián Solana, quien ha agregado que «entre los críticos más furibundos de la obra estuvieron, no solo en España sino en toda Europa, las órdenes religiosas, que denunciaban en Erasmo unas ideas que simpatizaban con las de Lutero».

Desde que fuera incluida en los Índices de libros prohibidos y expurgados del Santo Oficio, no se volvió a publicar una traducción hasta 1911, cuando el traductor Josep Pin y Soler publicó en catalán 12 de los coloquios. Durante el último siglo, se han ido publicando diversas traducciones parciales de la obra y no es hasta ahora que se publica la primera versión completa en español, que incluye todos los textos preliminares de la primera edición y sesenta y tres coloquios.

La traducción va acompañada de introducción, bibliografía, más de 3.000 notas para contextualizar referencias contemporáneas de la época y un índice de personas y lugares. En ella han trabajado Jorge Grau, Jorge Ledo, Mariano Madrid, Miguel Rodríguez-Pantoja, Francisco Socas, Rocío Carande y Julián Solana. Estos dos últimos han sido los editores de la obra.

Esta iniciativa ha formado parte del proyecto de investigación Bibliotheca Erasmiana Hispanica, en el que han participado más de 40 personas especializadas en Filología Clásica de varias universidades españolas. También ha contado con la participación de profesionales de bibliotecas y archivos. La coordinación ha correspondido al Área de Filología Latina de la Universidad de Córdoba y al profesor Julián Solana, investigador principal del proyecto.

El proyecto ha tenido como objetivo el rescate y estudio de las obras de Erasmo tanto en las bibliotecas españolas actuales que poseen un fondo antiguo como en las bibliotecas particulares e institucionales. Se han estudiado aproximadamente 900 ediciones y casi 3.000 ejemplares de las obras de Erasmo presentes en 150 bibliotecas españolas.

«El estudio de las más importantes se ha analizado ‘in situ’ y solo los datos de aquellas a las que no nos ha sido posible acceder han sido incorporados a través de la información presente en sus respectivos catálogos», ha puesto de manifiesto Solana.

La segunda parte del trabajo del proyecto no es bibliográfica, sino literaria y ha consistido en el estudio y traducción de algunas obras de Erasmo, de las cuales la más importante es la de los Coloquios.

Actualmente, el equipo de Bibliotheca Erasmiana Hispanica está trabajando para dar por cerrada la base de datos de los ejemplares actuales y los ejemplares históricos de las obras de Erasmo que se encuentran en las bibliotecas españolas. También continúan trabajando en un segundo libro de conclusiones del proyecto, que llevará por título ‘Erasmo en las librerías y bibliotecas particulares españolas del siglo XVI’.

El equipo está pendiente de organizar una exposición en Córdoba con la colaboración de la Biblioteca Diocesana, la Biblioteca Provincial y el Archivo Histórico Provincial, dado el gran éxito que obtuvo la exposición Erasmus Compostellanus que acogió la ciudad de Santiago de Compostela de enero a marzo de este año.